martes, 7 de agosto de 2012

¿Cual será tu contenido?

Habiendo identificado las características de tu audiencia, ya puedes ponerte en su lugar. En términos de sus intereses y necesidades, ahora debes definir qué les entregará tu boletín.
 
¿Qué habrá de bueno en el boletín para ellos?  Algo que le permita ganar dinero, ahorrar tiempo, hacer algo más fácilmente o mejorar su calidad de vida…

Pero para que el boletín y tu esfuerzo tengan sentido, esa información debe estar relacionada –además- con tus productos o servicios, de forma que contribuya a posicionarte como experto en tu área y dé a tu negocio el aura de confianza y credibilidad que generará las ventas.

Entonces, a preparar contenidos.

Contenido escrito por ti mismo

El contenido original es el ingrediente más importante de un boletín electrónico exitoso. Siempre recuerda que tu meta es establecer tu experiencia y formar relaciones para que, a partir de eso, fluyan las ventas.





Esto es especialmente importante cuando comercializas servicios, situación en que esos aspectos tienen gran influencia en la decisión de compra.

Si no quieres escribir tu propio contenido, por supuesto puedes “re-imprimir” artículos de autores invitados. Pero, mejor sería que incluyeras algo original – y útil- en cada número.

Una forma de hacerlo que no requiere demasiado tiempo es publicar uno o dos artículos de otros autores en cada ejemplar, y luego un Tip o Consejos Útiles de la Semana, escritos por ti, exclusivamente para tus lectores.




Supongamos que tu boletín es relativo al golf. Los consejos podrían ser unos pocos párrafos en los que compartes tu nueva forma de practicar, un equipo que probaste, o un secreto que descubriste para hacer menos tiros. Sólo asegúrate de que sea interesante, original y que ayude a tus lectores, para que la próxima vez ellos abran tu email con gusto.

Puedes tomar ideas sobre contenidos recordando las preguntas que te han hecho y los problemas que has enfrentado a lo largo del crecimiento de tu negocio. Ten en cuenta que cuando un puñado de diferentes personas te hacen la misma pregunta, debe haber cientos o miles más a quienes pueden
serles útiles las respuestas.

Solicita colaboraciones de otros autores
 
La mayoría de los autores de Internet están acostumbrados a proporcionar materiales, a cambio de que tú les publiques sus créditos (Nombre, datos de contacto, links, una oferta corta de sus productos/servicios).
 
Puedes contactarlos directamente, envíales un email y solicita su colaboración o permiso de re-impresión. También, puedes poner avisos en tu sitio Web o en tu boletín, para que los interesados te envíen, ellos mismos, sus materiales.

Traduce materiales de autores en otros idiomas

Una alternativa dentro de los artículos de colaboradores, es la de traducir materiales publicados en otros idiomas, generalmente en inglés. Esto tiene la ventaja de que hay menos probabilidades de que tus suscriptores se encuentren con el mismo artículo en otra publicación en español.

Siempre, antes de utilizar la obra de otros, solicita su permiso. Además de que por ética debes respetar el esfuerzo de otras personas, te ahorrarás dolores de cabeza legales.

Por otra parte, hasta ahora, ningún autor al que le he pedido permiso para reimprimir sus artículos me lo ha negado. Además del hecho de que se sienten halagados, saben que eso es parte importante de su promoción.

Busca en Google

Debería decir busca en los buscadores, pero Google lleva la delantera ampliamente. Utiliza frases relevantes para tu tema y encontrarás artículos e información de contacto de los autores. Después, es cuestión de escribirles y pedirles permiso.

0 comentarios:

Publicar un comentario