martes, 7 de agosto de 2012

¿Quien es tu Audiencia?

Lo primero en cualquier actividad de comunicación, es definir tu público objetivo, para poder ponerte en su lugar y pensar en términos de sus intereses y necesidades.

El “de todo para todos” ya no funciona, terminas no vendiendo nada a nadie: la saturación de medios e información hace que el público “filtre” cada vez más los mensajes.





Para evitar que las personas desechen tus mensajes (el boletín o los avisos dentro de él), debes lograr que sientan que les hablas a ellas.

Esto significa que DEBES ponerte en su lugar: aprender a ver, sentir y pensar como ELLAS.

¿Entonces? Identifica cómo son tus clientes ideales.  ¿Quién es tu lector target?

  1. ¿Tiene una ubicación geográfica específica? Dónde?
  2. ¿Cuál es su poder adquisitivo?
  3. ¿Tiene un rubro de actividad específico? Cuál/es?
  4. ¿Qué relación tiene contigo en términos de su historia de compras: nunca te compró, te compra a veces, siempre te compra?
  5. ¿Es independiente, un negocio basado en el hogar, una Pyme, una gran empresa, un profesional, una firma de profesionales…?
  6. ¿Es un consumidor final, una compañía de B2C, o B2B?
  7. ¿Tiene hábitos, costumbres, hobbies, intereses, necesidades o valores, relevantes para tus productos o servicios?
  8. ¿Tiene un rango de edad específico?
Algunas preguntas pueden ser irrelevantes y puede haber otras para agregar… Todo depende de tu caso particular.  Mientras más – detalladamente– identifiques el perfil de tu lector-cliente... más claros tendrás los términos de la comunicación.



[Hasta sería aconsejable tener la lista de sus características –pegada- en el gabinete de tu computadora, para tener siempre presente con quién estás “hablando”]

0 comentarios:

Publicar un comentario