martes, 4 de septiembre de 2012

Consejos a Considerar Antes de Crear un Negocio

La práctica demuestra que la respuesta puede estar más cerca de lo que se imagina. Con frecuencia no se tiene en cuenta la capacidad y todo aquello que en principio resulta obvio, y se pretende encontrar la respuesta por medio de un duro, complicado y laborioso trabajo, desconociendo mecanismos mucho más simples, tales como la intuición o el simple pálpito.

Aquí le brindamos algunos consejos y sugerencias, que de seguro le serán útiles:


UTILICE SU EXPERIENCIA COMO GENERADORA DE NEGOCIOS:






Está comprobado que los que utilizan sus conocimientos y contactos tienen mayores posibilidades que aquellos que incursionan en tareas que le son desconocidas.
DEBE INFORMARSE PERMANENTEMENTE:
En revistas y en los medios especializados puede encontrar oportunidades al enterarse de negocios que se llevan a la práctica en otras partes del mercado mundial y/o local y que a lo mejor pueden ser pioneros en nuestro lugar, lo que sería muy útil para su emprendimiento.
Siempre debe recordar que estar entre los primeros es algo muy valioso y que le puede garantizar una posición en un sector importante dentro del mercado.

OBSERVE Y ESTE ATENTO A LOS CAMBIOS:

En los tiempos que corren los cambios se producen con gran velocidad, que de un día para otro las cosas se transforman totalmente, nada permanece inmóvil eternamente. Entonces le ocurre algo parecido como cuando una ola lo zambulle en el mar. Sucede entonces que pierde la noción de ubicación de la orilla y atraviesa por una gran situación de angustia.

Tal es el caso que se da en la situación actual, pero hay que tener en cuenta, de todos modos, que es en las crisis donde aparecen las mejores oportunidades. Surgen actividades y negocios que antes jamás había imaginado. Como ejemplo para este caso, están los servicios y los trabajos que responden a la realidad y a las necesidades de la ciudad, tales como hogares de ancianos, jardines maternales, comidas a domicilio, tele compras, comunicaciones, y muchas otras más.

No obstante, así como surgen, también pueden ser sustituidos por otros muy rápidamente.

Por ello la idea comercial debe ser revisada de manera periódica y siempre se debe adaptar a los cambios que se van generando constantemente.

Dadas así las cosas, ahora debe reflexionar sobre algunos puntos importantes:


  1. Debe estar pendiente de los cambios de costumbres y hábitos que tiene la gente, las prácticas y rutinas en los modelos de vida se modifican permanentemente.
  2. Dialogue directamente con los actores principales o protagonistas, esto quiere decir que debe tomar contacto con los conocedores del tema, los que le asesorarán acerca de las fortalezas y debilidades de sus potenciales competidores.
  3. Antes de iniciar una nueva actividad, es conveniente que analice determinados factores, tales como el de la generación de desperdicios, los ruidos que se pueden ocasionar, la gente que rodea y habita el lugar donde pretende instalarse, el transporte usado, la circulación de mercaderías similares en el lugar, los peligros naturales que la zona elegida puede presentar, las normas legales vigentes, las condiciones de habitabilidad, en fin, todo aquello que de una u otra manera puede interferir o bien influir en la idea llevar a cabo.




0 comentarios:

Publicar un comentario