martes, 25 de septiembre de 2012

Ubicación del Emprendimiento

Todo se comprende mejor con un ejemplo práctico. Supongamos, que el negocio consiste en abrir un comercio minorista; en este caso: ¿Qué factores debe tener en cuenta? Como primer paso, lo que se debe hacer es ubicar el área comercial, ya que es una regla que los clientes van a comprar siempre a los lugares más cercanos, los que por ende le brindan mayor comodidad. 

En segundo lugar, hay que estudiar atentamente los factores demográficos, analizar si la población donde se encuentra usted y donde pretende montar su negocio está en condiciones para comprar su producto o utilizar el servicio que usted le propone. Debe evaluar todos los hábitos de compra de la población cercana a la ubicación elegida. 

Como tercer paso, observe como se da en el lugar elegido el tráfico vehicular, ya que éste es importante, pues en lugares donde la circulación de tránsito es demasiado densa, comúnmente la gente tiende a no detenerse, lo que implica que el acceso e ingreso a su negocio se puede complicar; de ahí que estudie las posibilidades de facilitar un estacionamiento, evitando complicaciones para sus potenciales clientes. 

También debe evaluar en su estrategia la competencia existente; tenga en cuenta si existe competencia cerca del lugar donde usted pretende ubicarse y la conveniencia de hacerlo en su caso, atrayendo de este modo a la clientela de su competencia. O si en cambio le conviene establecerse en un área lejana para captar a otra clientela, la que en este caso será suya, evitando así que compare entonces las diferencias existentes entre los productos o los servicios que usted brinda con otros que se le ofrecen en el mercado. 

Por último, debe analizar las posibilidades de atracción que ofrece la cercanía de los centros comerciales más importantes, como los shoppings o multimercados, que aseguran un flujo constante e importante de población al lugar. 

Con todo esto, lo que se pretende es dejar en claro que el análisis que debe hacer para la localización del emprendimiento, no reside solamente en el aspecto patrimonial. 

La ubicación de un emprendimiento, independientemente de la clase de que se trate, se encuentra íntimamente vinculada a los factores que hacen posible su realización. 

Entre ellos, se encuentran algunos como la aceptación o rechazo que haga la comunidad de su negocio, la disponibilidad de dinero con la que usted cuente, la idea de agrupamiento o de descentralización que pretenda aplicar, los impedimentos ambientales propios de la zona, la magnitud que pretende de su futura empresa, existencia de emprendimientos similares (ya sean propios o de otras personas) y la complementación o la integración de los mismos, la proximidad con otros mercados; entre otros, todos estos terminarán por influir en los costos finales. 

A parte del análisis de los factores propuestos a manera de ejemplo, existen grandes lineamientos que, de manera general, se aconseja seguir en la tarea de la ubicación del emprendimiento. A estos lineamientos comúnmente se los suele dividir en cuatro pilares que son básicos: 

Posibilidad de abastecimiento de materia prima: es común en los emprendimientos que se caracterizan por realizar el procesamiento de grandes cantidades de materias primas, como es el caso de industrias aceiteras, de golosinas, de mermeladas, de jugos, etc. 

Proximidad con el mercado consumidor: propio de los emprendimientos muy vinculados al cliente, que se encargan de la elaboración de bienes de tamaño reducido pero con un volumen importante en la producción, como ejemplo tenemos la industria de electrodomésticos, de automotores, etc, productos que se demandan en grandes cantidades. 

Optimización de los beneficios: esto se utiliza cuando lo que se pretende es el incremento de la rentabilidad del negocio por medio de una ubicación inter-media entre los puntos descriptos más arriba, por lo que la suma de factores de producción ayuda a lograr un costo mínimo. 

La concentración: entre las actividades que puede elegir, se encuentran aquéllas que necesitan en el medio en el cual se pretenden insertar de la cercanía o proximidad de una empresa, comercio o de la concentración de una actividad determinada. Esto genera en consecuencia una mayor afluencia en el mercado, como es el caso de los centros comerciales y de las calles o zonas caracterizadas por la dedicación a un rubro o especialidad. 

Para poder establecer una “ubicación” aproximada del emprendimiento, se deben seguir determinados pasos, consistentes en la correcta elección de los factores determinantes y la aplicación del criterio de ponderación. 

Como dijimos antes, hay factores que son decisivos en la ejecución del emprendimiento seleccionado, de la selección que sobre los mismos uno haga, dependerá en gran medida el éxito o no, del negocio. Algunos de estos factores son, entre otros: 

Actitud de la comunidad frente al emprendimiento: esto es clave, sobre todo en aquellos emprendimientos que son productores de residuos contaminantes, ruidos, o que desarrollan actividades que pueden generar molestias en la comunidad cercana, lo que implica un futuro conflicto. 

El Terreno donde se instalará el negocio: no puede descuidarse el estudio de las características físicas y geológicas del lugar donde se emplazará el negocio elegido, en este punto se deben relacionar las características del terreno con las de la actividad que se pretende llevar a cabo, en lo posible tratando de compatibilizarlas a ambas. 

El Agua con la que se cuenta en la proximidad de la zona: este en uno de los recursos más importantes a tener en cuenta, siendo prácticamente indispensable en toda actividad productiva, por lo que tampoco hay que descuidarlo, recuerde que el agua es fundamental para desarrollar cualquier tipo de actividad. 

Los Recursos Humanos o la Mano de Obra necesaria: es de gran importancia en aquellas actividades donde se utiliza una gran cantidad de personal, tal el caso de industrias que producen en varias etapas y donde todas ellas se caracterizan por la manufacturación. 

Actividad Comercial: Esto se encuentra vinculado con el manejo externo y local que tendrá la empresa en el área donde se localice, sobre todo en aspectos tales como los referentes a la actividad bancaria, al contacto con los representantes y responsables de firmas comerciales, etc. 

Materias primas y otros insumos: se debe poner especial atención en las posibilidades de su traslado, ya que esto puede ser una determinante de posibles complicaciones y atrasos en la producción. 

Combustibles: el tema de los combustibles se deberá estudiar siempre, teniendo en cuenta los requerimientos de la empresa y los tipos de combustibles necesarios, así como la factibilidad de provisión de los mismos. No es lo mismo tener una industria manufacturera que una que necesite de tecnología de avanzada; obviamente, los gastos en combustible variarán. 

Incentivos fiscales y tributarios: Esto se encuentra vinculado a la política de desarrollo que los gobiernos implementan para incentivar al sector productivo, lo que puede derivar en beneficios fiscales e impositivos. Para llevar adelante el Plan de Negocios, este factor se debe tener en consideración; pero no desde el punto de vista de la rentabilidad del negocio, ya que el emprendimiento debe ser rentable en sí mismo y no debe depender de los beneficios externos con los que cuente. 

Clima y condiciones ambientales: en actividades productivas donde se necesita condiciones ambientales estrictas, esto es de vital importancia. 

Energía Eléctrica: lo fundamental a tener en cuenta en este punto es costo de la energía eléctrica, sobre todo en actividades que utilizan tecnología de punta. 

Servicios y prestaciones a la comunidad: si el emprendimiento necesita del desplazamiento de grupos familiares, este factor tiene singular importancia, ya que se debe tener en cuenta la seguridad y el esparcimiento que se le brindará al núcleo familiar. De no contar con ello, se debe procurar su implementación necesariamente. 

Evacuación de afluentes: Algunas actividades son productoras de grandes de residuos, los que por sus características a veces resultan tóxicos, los que terminan por alterar y contaminar el medio ambiente. En este caso, se debe contemplar la posibilidad de evitarlo o bien de disminuir su peligro, aunque ello implique un aumento en los costos. 

Canales y vías de acceso: Tema fundamental en los emprendimientos que ocasionan un gran movimiento en el suministro, carga y descarga de las materias primas e insumos, sobre todo si se trata de volúmenes de importancia; tener en cuenta esto le ahorra complicaciones. 

Infraestructura industrial: la existencia de un parque industrial o de una zona de concentración fabril puede incidir en la localización elegida, esto en lo referente a servicios con los que se puede contar directamente, en caso de localizar el emprendimiento en esta zona. 

Todo esto es de vital importancia en lo que hace a la localización del emprendimiento; se debe procurar el análisis cuidadoso de cada uno de estos factores detallados, los que endefinitiva pueden condicionar de manera favorable o no al negocio. 

Si se trata de un emprendimiento de tipo comercial o de los que tienen un contacto más directo con el consumidor final, hay que considerar la proximidad de un centro comercial, como así también de las avenidas o calles más importantes en cuanto a la circulación pea-tonal y vehicular, el valor del alquiler o de la propiedad, los competidores cercanos en la zona donde se localizará el negocio, las limitaciones y prohibiciones municipales, así como también los requisitos exigidos para obtener la habilitación correspondiente; en fin, todos los elementos y factores que en este caso pueden ser determinantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario