sábado, 23 de junio de 2012

La Indecisión y la Voz de Tu Corazon

Hablemos sobre indecisión

indecision
La indecisión se presenta de varias formas


Uno de los problemas más comunes de las personas que quieren emprender un negocio por Internet es la indecisión. 

La indecisión se presenta de varias formas: Cuando una idea nos parece lo máximo, al día siguiente no nos sentimos tan excitados por ella; cuando algo resulta ser mas difícil de lo que esperábamos, algo mas sencillo parece surgir; cuando en un momento determinado algo nos apasiona, termínanos perdiendo el interés en las semanas siguientes.

Cuando vemos que no avanzamos en nuestro negocio por Internet, en vez de buscar estrategias o lo que sea que haga falta para mejorar, otra nueva idea cambia nuestro foco de atención.



Existen momentos en que hacer cambios en nuestros planes o ideas es necesario. Quizá por que no se nos da algo o por que no es lo más adecuado para nosotros. A veces, hay que probar cosas diferentes hasta encontrar lo que realmente nos agrada.  Otra razón por la que cambiamos de idea es por la falta de conocimiento.

Cuando tratamos de ganar dinero por Internet por nuestra cuenta, sin depender de un trabajo, la constancia o perseverancia en una idea suele escasear.

Si después de haber leído los párrafos anteriores te ves identificado con ello, eso significa que eres un emprendedor en Internet, y que atraviesas por el mismo camino que yo. De ahora en adelante quitemos la indecisión de nuestro lenguaje.

La mayor parte de los emprendedores en Internet, se encuentran paralizados por el bombardeo de información que reciben a diario, tanto en sus E-mail, como en sus redes sociales (Facebook o Twitter) y simplemente no saben que hacer.

Es importante ser decidido, y no dejarse llevar por los comentarios de otras personas que te bajan el cielo y las estrellas con tal de que compres sus productos o servicios. Cuando dejas una idea inconclusa y comienzas otra nueva idea, has perdido el tiempo en la idea anterior, y el tiempo es uno de nuestros más valiosos activos.

Si estas planeando emprender por Internet tomate el tiempo para aprender acerca de lo que realmente te gusta hacer. Existe mucha gente promocionando negocios por Internet que no solo no les apasionan, sino que no les dejan ganancias. Debes informarte antes de emprender cualquier proyecto por Internet; se decidido y perseverante. No podrás ganar dinero en Internet si estas cambiando constantemente el foco de tu atención.

Sigue la voz de tu corazón



Es importante tener retos que sean específicos y medibles para que podamos ganar dinero en Internet.

Cuando tienes una meta clara y realmente estas decidido a lograrlo pase lo que pase, las ideas comenzaran a surgir en tu mente y te ayudaran a llegar a tu destino. El cerebro humano es tan poderoso que tratara de encontrar el camino más directo para llegar allí.

La mayor parte de ideas que tenemos en nuestra mente, no sirven para nada. Quizá para nosotros sean estupendas ideas, pero seamos realistas, muchas no serán funcionaran.



Si no tenemos experiencia, no existe forma de saber si una idea será practicable o no. Lo mejor será investigar, encontrar información adecuada y por consiguiente actuar.

No tengas miedo de que se roben tu idea, la gente copia lo que funciona, pero es difícil que piensen que tu idea realmente funciona. He tenido muchísimas ideas, que me parecieron maravillosas en su momento, y que intente sin tener éxito. Sin embargo, déjame decirte algo: Cada intento y cada fracaso me enseño algo nuevo, esos intentos tuvieron un propósito en mi proceso de formación y aprendizaje. Si vas cogiendo estos aprendizajes, estarás cogiendo experiencia y pronto tendrás un instinto mas acertado.

Escucha la voz de tu corazón y has caso a tus ideas. Cuando tengas algún reto que no puedas cumplir, solo recuerda que tienes a un gran aliado de tu parte, tu cerebro. Solo debes hacer las preguntas correctas y tu cerebro tratara de encontrar la respuesta mas acertada.




Comienza a armar el rompecabezas y muy pronto veras como las piezas irán apareciendo una a una. Ponte retos claros, para que tu cerebro pueda dirigirte a la meta. Apunta hacia tu objetivo y sigue la voz de tu corazón; tal vez no haya una mina de oro, pero al menos estará lo que has pedido.

Image(s): FreeDigitalPhotos.net

0 comentarios:

Publicar un comentario